Marketers Top

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Management Global | EN MEDIO DE LA OLA DEL #METOO

Por Redacción Adlatina |

El curioso caso de Wendy Clark

(Ad Age) – La confirmada contratación de Ted Royer para el equipo de DDB/NY que participa en el pitch de la cuenta de Volkswagen puso en una posición muy incómoda a la famosa creativa, dado que Royer había sido despedido meses atrás de su puesto en Droga5 por razones nunca explicadas. Clark renunció al grupo Time’s Up, donde ocupaba un puesto en la conducción de una entidad que reclama por los derechos de las mujeres.

El curioso caso de Wendy Clark
Como pocas veces en su carrera, Wendy Clark se vio ante una difícil encrucijada.

La semana pasada, los rumores en el ambiente publicitario decían que DDB había contratado al ex chief creative officer de Droga5 Ted Royer –quien dejó esa agencia en medio de una investigación interna en febrero- para asistirla en su pitch creativo por la cuenta de Volkswagen. No se elevaron cargos específicos, pero Droga5 citó en ese momento la necesidad de un “entorno inclusivo”.

Después, la revista Adweek confirmó que Roger había sido realmente designado para trabajar en el pitch de DDB este verano. Según el artículo de Adweek, la publicación se acercó a Wendy Clark para que confirmara los rumores sobre Roger en septiembre y Clark le dijo que no había habido “ninguna consideración de incluir a Ted en DDB/NY”. Cuando se la presionó más, Clark indicó que “la misma respuesta vale para el pitch”, según la publicación.

Como su información señalaba lo contrario, Adweek contactó nuevamente a Clark y ella no accedió a su requerimiento.

Horas después, DDB lanzó una declaración a la revista Campaign aparentemente contradiciendo a la respuesta de Clark a Adweek. Ese nuevo texto admitió que Royer había trabajado en el pitch. “Aunque Ted trabajó independientemente, lamentamos que ese vínculo free-lance pueda haber causado alguna preocupación entre los miembros de nuestro equipo”, decía el comunicado. “Si tuvieramos que tomar nuevamente esa decisión, nosotros la haríamos de manera diferente”.

Todo esto puso a Clark en problemas con TimesUp Advertising, una organización de defensa femenina en la que ella ocupaba un lugar en el comité de liderazgo. Finalmente, ayer la ejecutiva renunció al puesto en otra declaración.

“Lamentablemente, caí en un tradicional paradigma de negocios primero, y si se diera la elección nuevamente yo haría las cosas de manera diferente. Ese fue un error. El reconocimiento de la conducta pasada no es sólo para los sobrevivientes de los acosos sexuales sino también para toda la industria, que necesita un cambio sistémico”, dijo.

“Quiero agradecer a Time’s Up por ser una brújula moral, y apoyar tanto a nuestros equipos como a mí, personalmente, mientras avanzamos en este momento de definición, para asegurar en todas las formas que todo lo que hagamos por nuestra agencia sea seguro, justo y un digno lugar para trabajar. El mejor apoyo al trabajo crítico de Time’s Up Advertising. Lisa Topol, co-chief creative de DDB/NY, asumirá mi cargo en el comité de conducción de Time’s Up Advertising durante este tiempo”.

Entonces, ¿qué sabía Clark y cuando lo supo? Ella declinó responder en una entrevista con Ad Age.

Time’s Up dijo en su propia declaración que ese era “un buen día para reiterar lo que significa sostener y priorizar la misión de Time’s Up Advertising”.

“Nuestra misión es crear lugares de trabajo que sean seguros, justos y dignos para todos. Nuestros signatarios son responsables por los valores de la misión. Sostenemos a las mujeres que firmaron, y sus agencias, como responsables por el proceso de cambio”, dijo la organización.

Pero el affaire Royer oscureció el tema mayor, dijo la fundadora de IfWeRantheWorld, Cindy Gallop. “No quiero ver a nuestra industria focalizándose en historias en las que los hombres que fueron despedidos por el #MeToo vuelvan a ser contratados”, dijo. “Quiero ver a nuestra industria enfocándose en historias sobre agencias que contratan mujeres en el liderazgo creativo”.

Gallop añadió que sería mejor que las agencias de publicidad y las compañías de holding fueran más transparentes en torno a las razones de sus despidos. Droga5 nunca explicó los motivos de la partida de Royer”.

“Este hábito choca completamente con las otras declaraciones que las agencias y las compañías de holding se enorgullecen en tener acerca del tema ‘tolerancia cero’”, dijo. “Estamos oyendo a todos hablar de tolerancia cero, y después decirnos precisamente en qué cosas tienen ese tipo de tolerancia”.


Redacción Adlatina


Suscripción