Marketers Top

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Marketing Global | ERA UN PROYECTO DE 10 MILLONES DE DÓLARES

Por Seila Domian Yebne |

Google se retiró de las gestiones de un contrato en la nube con el Pentágono

(Ad Age) – Argumentando que el proyecto puede entrar en conflicto con sus valores corporativos, Google decidió retirarse de las gestiones con el Departamento de Defensa por el llamado “Joint Enterprise Defense Infrastructure cloud”, o JEDI. Fue a raíz de la resistencia de muchos de sus empleados, que no querían trabajar con los militares.

Google se retiró de las gestiones de un contrato en la nube con el Pentágono
El Pentágono.

Google ha decidido no competir por el contrato de computación en la nube del Pentágono valuado en 10 millones de dólares, al decir que el proyecto puede entrar en conflicto con sus valores corporativos.

El proyecto, conocido como la Joint Enterprise Defense Infrastructure cloud, o JEDI, envuelve el paso de masivas cuentas de data del Departamento de Defensa a un sistema operado en la nube en forma comercial. Las compañías debían enviar antes del el 12 de octubre sus ofertas por el contrato, que podría haber durado 10 años,.

El anunció de Google llegó a pocos meses después de que la compañía decidió no renovar su contrato con un programa de inteligencia artificial con el Pentágono, después de las protestas de los empleados del gigante de Internet, que no querían trabajar con los militares. La compañía lanzó después una serie de principios destinados a evaluar qué clase de proyectos de inteligencia artificial podría realizar.

“Nosotros no estamos ofertando en el contrato JEDI porque, primero, no podríamos asegurarnos de que se alinee con nuestros principios de la AI”, dijo un portavoz de Google en una declaración. “Y segundo, pues hemos determinado que había porciones del contrato que estaban fuera del rango de nuestras actuales certificaciones del gobierno”.

El vocero agregó que Google está “trabajando para apoyar al gobierno norteamericano con nuestra nube en muchas formas”.

La Tech Workers Coalition, entidad que persigue darles a los empleados una voz en las decisiones tecnológicas de la compañía, dijo en una declaración que la decisión de Google de retirarse de la competición en la nube se origina en la presión sostenida de los trabajadores tecnológicos, que “tienen un poder significativo, y desean utilizarlo cada vez más”.

Google está detrás de otras compañías tecnológicas como Amazon y Microsoft en obtener autorizaciones gubernamentales para el uso de la nube que dependan de la susceptibilidad de la data que un servicio esté manejando.

El contrato de JEDI atrajo un amplio interés de las compañías tecnológicas, que luchan por alcanzar a Amazon en el nutrido mercado del gobierno federal para servicios en la nube. Los requerimientos finales para el proyecto fueron lanzados en julio después de un mes de campañas de lobbying en Washington por compañías tecnológicas, incluyendo a Microsoft, IBM y Oracle, que se oponen a los planes del Pentágono de elegir a un solo ganador para el proyecto en lugar de dividir el contrato entre un número de proveedores.

“Si el contrato de JEDI se hubiese abierto a múltiples proveedores, nosotros hubiéramos enviado una solución convincente para porciones de él”, dijo el portavoz de Google. “Google Cloud cree que un enfoque multi-nube sería en el mejor interés de las agencias del gobierno, porque les permite elegir la nube correcta para la carga justa de trabajo”.

En un reporte al Congreso, el Departamento de Defensa dijo que hacer múltiples adjudicaciones bajo la actual ley de adquisiciones sería “un proceso lento que podría impedir al Departamento responder rápidamente con nuevas y mejores capacidades, y una mayor efectividad”.

El Departamento de Defensa dijo también que espera mantener contratos con numerosos proveedores de la nube para acceder a capacidades especializadas no disponibles bajo el contrato de JEDI en la nube”.

Seila Domian Yebne


Suscripción