Whisky Films

Adlatina en asociación con Adage

Newsletter

Negocios Latinoamérica | POLÍTICAS PÚBLICAS ANTE LA CUARTA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

Por Laura Monnanni |

Iván Duque Márquez: “Latinoamérica no puede llegar tarde a la revolución de los contenidos”

(Cartagena de Indias, Colombia, por enviadas especiales) - El nuevo presidente de Colombia abrió el congreso hablando sobre las políticas del país con respecto al sector.

Iván Duque Márquez: “Latinoamérica no puede llegar tarde a la revolución de los contenidos”
El presidente Duque acuñó en 2013 la expresión economía naranja junto a Felipe Buitrago, del BID. (Foto: Adlatina)

El congreso latinoamericano +Cartagena comenzó ayer a la mañana con un orador destacado: el presidente de la República de Colombia, Iván Duque Márquez. Como cocreador del término “economía naranja”, el funcionario explicó por qué considera al sector un área clave de desarrollo y cuáles son las políticas del país respecto a la industria creativa.

Ximena Tapias, presidenta ejecutiva de la Unión Colombiana de Empresas de Publicidad, que organiza el evento, dio las palabras de bienvenida. Destacó el carácter interactivo, dialógico y digital de las industrias creativas, y la responsabilidad de implica la transmisión de ideas a la hora de comunicar mensajes y generar comportamientos sociales.

La ejecutiva dio la bienvenida al presidente Duque, a quien llamó “profeta y apóstol, hacedor y protagonista” del desarrollo de la economía naranja colombiana. También advirtió: “Nos preocupa que, mientras por una parte estas industrias son vistas como factor de desarrollo económico y fomentadas, otros gobiernos las ven como objeto de control, cercenando en muchos casos la creatividad y los derechos asociados con la propiedad intelectual”.

Sobre el encuentro que coordina UCEP, añadió: “+Cartagena tiene la vocación de ser una plataforma que desde Latinoamérica propicie el encuentro de profesionales y empresas, acerque al intercambio de ideas, facilite el relacionamiento social y productivo, reconozca y fomente el talento y genere experiencias inspiradoras”.

Luego fue el turno de Francisco Samper, presidente del consejo directivo de UCEP y director regional de MullenLowe Latam, quien entregó simbólicamente al presidente la campaña El matoneo no es un chiste, es violencia. Fue creada en conjunto las agencias de locales para que el gobierno le de difusión.

“Las agencias de Colombia somos conscientes del inmenso poder comunicación, y por lo tanto deber ético que tenemos en la construcción de un mundo mejor –explicó–. Si no empezamos desde las casas a sembrar una cultura diferente, nunca vamos a poder combatir este tipo de flagelos”.

En su presentación, el presidente Duque –que en 2013 acuñó junto a Felipe Buitrago la expresión economía naranja– habló sobre el rol fundamental que tendrá la industria creativa para el desarrollo de los países en el marco de la Cuarta Revolución Industrial y los cambios que esta trae.

“Estamos en un nuevo mundo dominado por ideas cada vez más novedosas, marcas que cambian según su innovación y otras que desaparecen. Debemos ser conscientes de los peligros y las fallas pero tener el optimismo de llegar a la cima –afirmó el mandatario–. Hay empresas a las que les pasa lo de Sexto Sentido: uno las ve y ya sabe que van a perecer. No innovan, siguen manejando protocolos sin adaptarse a las nuevas tecnologías. Y a otras les pasa lo de Benjamin Button. También hay países que nacen con políticas viejas”.

En ese sentido, aseguró que la sociedad, la educación, el Estado y los negocios deben seguir el paso a lo que está sucediendo. “Muchos países latinoamericanos llegamos tarde a la revolución industrial y a la digital. No podemos llegar tarde a la revolución de los contenidos”, remarcó.

Duque afirmó: “La economía naranja tenemos que saberla exprimir”. Explicó que en Colombia su contribución al PIB representa tres veces la del café y 600.000 o 700.000 empleos. Para poder multiplicar eso, es crucial potenciar la infraestructura digital.

Además, contó que tiene “la gran terquedad” de sacar una Ley Naranja, para valorar y potenciar este sector. El objetivo es duplicar su aporte al PIB en los próximos 10 años, ampliar la generación de empleo, y convertirlo en un motor de generación de valor agregado.

El mandatario expuso las políticas concretas que se está llevando adelante para impulsar “las siete I” (información, instituciones, infraestructura, industria, integración, inclusión e inspiración) mediante líneas de crédito, exenciones impositivas, becas y otras acciones.

“Colombia ha estado a la altura de los desafíos, pero tiene que estarlo aún más. El gobierno, el sector privado, la educación y el talento tienen que trabajar por un propósito común. Ese es mi mayor desafío como presidente de Colombia –concluyó–, que el sector creativo sea parte de en uno de los ejes de mi gobierno: la creatividad es de todos y el futuro es de todos”.

 

Laura Monnanni


Suscripción